jueves, 8 de enero de 2009

Itziar

Me haces suspirar... Buscar
inutilmente mantener
temperaturas de fe...
Me haces creer que puedo
volar al centro de la tierra y
nadar por tus entrañas...

Los libros me acusan y la
música
me manda llover;

Nadie hace nada...
Nadie puede hacer nada...
Nada como cuando uno
habla de filosofía
Nada como cuando uno
no cree en la física
Nada como cuando una
botella está vacía
Nada como eso que nunca
fuiste

Hay un pianista dispuesto a
huir y morar en las
profundidades como un topo
o alimaña; en esas cloacas de tu cuerpo lejano. Pero no puede,
no nada en tus entrañas;
se ahoga en la moral carcomida
de un estanque podrido
y lo paraliza... Está solo
Mudo y contigo en sus adentros.
Ridiculizando la mierda en
bisutería... Embadurnada
por la lejanía
Sublimandola en tus despojos...
El pianista suspira



Me hacés suspirar...