miércoles, 21 de enero de 2009

Manifiesto Jacalero

y los jacaleros también tomamos leche...
(como suelen decir los manifiestos: lugares comunes y demás)
Manifestamos inconformidad y acción, no es reacción; movimiento y propocición.
Negamos la mera idea de un México muerto ante los pies del imperio, de la reina de la colmena vestida de negro o rojo, azul o amarillo. "Hablo a la patria y me lleno de emoción, y esque la llevo muy dentro del corazón"... Patria mutilada y mancillada por años de deudas históricas y económicas, por una gran bota de la que escurre miseria y abuso. Manifestamos que ni tu ni yo ni mafia como ellos es dueña del suelo y las oportunidades que creamos, con barro y esperanza; el obrero es dueño de su miseria, el estudiante es dueño de su esperanza pero de todos es la lucha por un cambio; no socialista, ni mucho menos fascista; no buscamos la ansiada reestructuración del sistema completo ni la pueril eliminación de la pluralidad idealista, pero sí y con ahinco pedimos por volcar la idea, la creencia y la crítica. Promonemos desplegar el jacal mio y de todos, nuestro jacal; hacer de él hasta donde nos lleven los pies.
Uno de tantos filósofos alemanes dijo alguna vez "el asco que nos da la suciedad puede ser tan grande que nos impida limpiarnos, es decir 'justificarnos'". Si se ven como el leviatán, perfecto; solo no se olviden de los gobernados. ¿Saben? nos debería dar asco, un repugnante y atros asco mórbido, similar al que sentimos cuando alguien que ha bebido hasta la insanidad devuelve en forma de pastoso y bróncico vómito, todo lo que sus veceras oculta. así es el estar ocultos tras la televisión "bendita" o tras los libros cegadores, esta sociedad merece más que vómito vil, merece mas que un escupitajo a sus pies y a su cara, merece estridentismos e ideas, no copias ni refritos; merece protuestas y tierras, no cagadas ni botas negras.
"Ni siquiera presta atención a lo que pasa a su alrededor; todas las mariposas, todas las notas, todas las plicas y las rodas, todas las bolas; todas las balas”. Y así un paso adelante vamos los mexicanos, sin saber de dónde venimos, pero más grave aún, sin saber a ciencia cierta dónde jodidos estamos; de esta manera pensar a dónde vamos, no es tampoco buen negocio. Mejor veamos primero el hoyo que pisamos, no vaya a ser que nos trague la huella de nuestra bota mata-narcos. De algunos días para hoy, la situación pública tan privada se ha visto asediada por sin-número de peripecias gubernamentales. "no basta con tener talento; te han de permitir los demás que lo tengas ¿verdad Amigos míos?” (Nietzche, Frederich) ¿Políticos y críticos? Así es como el escenario del proverbial 2012 parece vislumbrarse, pero aún no sabemos que pisamos. Pues al unisono un Amarillo democrático y un niño admirante de sus sáuricos Abuelos parlan sus elocuentes empleos de gobernación ejecutiva. Uno brindando con el hielo en la ciudad y mientras el otro riega incansable los jardines del Edo. por defunción conyugal; hasta le punto que ambos tocan madera, liberando almas del purgatorio "pejista", tocando la cruz del cristo (¿o Calderón?)
“Ni siquiera presta atención a lo que pasa a su alrededor; todas las mariposas, todas las notas, todas las plicas y las rodas, todas las bolas; todas las balas”. Ese es México, y no otro. Esos somos todos, y hay que devolver el bien y el mal que se nos ha hecho, pero ¿a quién? no es al vecino como cada día lo hacemos en las calles, no es el odio al comandante que quien sabe que carajos hace, no es ni a ti ni a mi ni mucho menos a México, hay que devolver el bien y el mal que se nos ha hecho, pero a la pasado y hacerlo en forma de poesía, de teatro, de filosofía y de música contra represión (sea lo que sea). En forma unánime y propositiva de ARTE.
México a raíz de toda la sinrazón de su ideosincracia vendida o rentada es un niño crédulo que no sabe hacer caso a sí mismo. Un país que propone la pena de muerte sin saber que no puede hacerlo, porque antes lo firmó; un paíz en el que muere más gente por el miedo y la opulencia de bandidos legales e ilegales que en la guerra imperialista de medio oriente.
México es un lugar triste, de amaneceres fríos y noches sin estrellas; pero no hay frío que no se pueda combatir ni cielo que se quede sin estrellas; solo tenemos que recordar como mirar al cielo y una vez más tener esperanza, tener fé en cada paso que damos y no dar ni un paso atras. porque todo sueño que muere es porque se ha hecho real. Porque en México hechos estamos.

1 comentario:

Mao1917 dijo...

No lo sé Pop, hay veces en que uno dice: "diablos ese Hobbes nunca tuvo un jacal, ni vivió en la ciudad de México", y es que yo creo que la pudredumbreno viene de abajo, viene de arriba. EL monstruo vive por sus entrañas y esas entrañas somos nosotros. Cuando digo nosotros, no digo "lo mexicano", ni "lo nuestro", hablo de esta bola de personas que convive con la misma tonadita todos los días que nos recuerda que somos parte de una máquina brutal, que no funcionaría sin nosotros, pero debemos mamar para sobrevivir.

Digo, eso de la anarquía y del lucro personal se ve diario en las personas que toman el metrobús, el tren de cuautitlán o el metro, el empujón, el grito, la gente.

Yo digo que, hay que decepcionarnos de todo, a ver si dejamos la ilusión a un lado y nos decimos ¡vaya, que porquería hemos hecho con el mundo! y empezar otros 2000 años de historia, si no nos asamos antes.

Saludos