martes, 6 de enero de 2009

Sorda

tu nombre es numero primo; es voz vacía que divide mis visiones
tu nombre es omicron entendido en ángulos y maldicho con algunos grados
tu nombre es insípido, incoloro, pero ilustre y de edor sin malvivraciónes
tu nombre no es guerra, tu nombre no es paz, no es puta, ni es vado

fundamentalmente me sabe organizado, me huele inmenso y lo escribo sinsentido
malpaso del barzón, aberración de las ideas, podridas de fe las pensiones

tu no tienes nombre, tu no tienes fe, tu a veces no tienes cuerpo; siempre tu extraña jora
¡hipérbaton jodorowskiano! ¡sulencio estridentista! Cesarea Tinajero...
Molino de paz, de advenimiento, de teatro y de maíz.
catafalco sin estaca, sacerdotes sacrificados y liberados en domingo

corre la sangre, chupas saliva, no hay librerías ya hay que entretenerse.

tu nombre no me sabe a hierba
tu nombre no me sabe a montaña
tu nombre es insípido, incoloro, pero huele sin malvibraciones